• Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • (+571) 300 2628
Netra faucibus eu laoreet

Los 27 embriones que nos correspondieron llegaron y encomendamos a Carlos Jairo Gomez (MV) para que los transfiriera en novillas “tipo leche” que aun quedaban de nuestra fallida lecheria en la finca La Esperanza en Acacias. Trabajamos para tener el mayor numero de embriones transferidos y logramos 8 nacimientos de los 27 embriones. De estos fueron 3 machos y 5 hembras lo cual nos di’o una gran alegria.

 

Zeus fue el primero en nacer, hijo de una receptora Girolando. Lo alimentamos a “toda leche” cuidando de ordenar la vaca cuando el ternero no lograba tomar toda la leche. Aparte de la leche, nunca recibio tratamiento especial ni suplementacion. Nuestro interes era probar la rusticidad de la raza en un ambiente muy diferente a aquellos en que habiamos conocido los Bonsmara, que eran bordes de desierto. Aqui en Acacias estabamos hablando de lluvias de 5000 mm en 9 meses del anno, lo opuesto a los Bonsmara de Estados Unidos (Amarillo Texas) y de Argentina (Norte y sur de la pampa).

El ternero se desarrollo estupendo en pastoreo. Al destete a los 270 dias peso 325 kilos. Luego fueron naciendo los otros embriones que siguieron un modelo de desarrollo similar al de Zeus.

Benjamin Rocha e Ines Elvira Tamara tomaron la iniciativa de ir transfiriendo gradualmente los embriones con buenos resultados. Al final tuvimos cerca de 15 animales puros entre los dos criadores.

Tristemente un rayo mato una de las novillas. La primera prueba habia sido exitosa: En tierras muy humedas y de relativa fertilidad (pie de monte llanero) la raza se desarrollo muy bien. Debiamos seguir evaluando en tierras menos fertiles como las de Cabuyaro donde estaban las hembras Limbra esperando una raza que en potrero las sirviera y que adem’as mejorara la calidad de la carne.