• Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • (+571) 300 2628

La raza Bonsmara, en cruzamientos con el cebú para la producción de carne, da animales de muy buen peso.

XIMENA GONZÁLEZ - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
viernes, 4 de agosto de 2017
La resistencia al clima y a plagas, los altos niveles de fertilidad, la habilidad materna, la excelente ganancia de peso y la buena calidad de la carne, son algunas de las principales ventajas del ganado de Bonsmara, una raza de origen sudafricano y que llegó a Colombia aproximadamente hace una década, tal como lo señaló Juana Carvajalino Galofre, directora ejecutiva de la Asociación de Criadores de Ganado Bonsmara de Colombia (Asobonsmara).
Es por ello, que esta raza está tomando cada vez más fuerza en diferentes países del mundo, sobre todo en aquellos negocios ganaderos que buscan apostarle a la innovación mediante nueva genética, la cual incorpora beneficios económicos para los ganaderos.
 

LOS CONTRASTES

Profile
CÉSAR AUGUSTO GÓMEZ
DOCENTE FACULTAD DE CIENCIAS AGROPECUARIAS DE LA UNIVERSIDAD DE LA SALLE.
“Los machos de la raza bonsmara tienen ganancia de 800 a 900 gramos día aproximadamente, los cruces con cebú y criollo ganan entre 700 a 800 g/d”.

Carvajalino manifestó que la raza Bonsmara para el futuro puede jugar un papel muy importante, además de que ha tenido una gran acogida, pese a ello, resaltó que actualmente Colombia no tiene protocolo de importación de embriones de Sudáfrica para así poder ofrecer la genética que se está pidiendo localmente.

“Estamos tratando de responder a la demanda pero aún no contamos con el número de animales suficientes para hacerlo”, agregó.

Vale destacar que la raza Bonsmara es bovina de objetivo zootécnico para carne, sintetizada por el Zootecnista Jan Bonsma en África tomando como base genética la raza Afrikander, Hereford y Shorthorn, tratando de buscar un animal resistente al clima de este continente.

“Esta raza es funcionalmente eficiente, cuenta con excelente adaptación a la mayoría de condiciones climáticas, tiene pelo colorado, corto, piel pigmentada, cuero grueso bien vascularizado, es de madurez temprana, tiene alta fertilidad y corto intervalo entre partos, produce y desteta un ternero de buen peso cada año”, señaló César Augusto Gómez Velásquez, docente de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad de La Salle.

Por su parte, Carvajalino destacó que los Bonsmara son animales que nacen pequeños, de 20 kilos o 22 kilos, es decir que hay una facilidad en el parto, pero no son débiles, empiezan a tomar leche rápido y al destete los machos cruzados pesan 240 kilos y las hembras están en 220 kilos.

“Son toros que trabajan bajo condiciones de calor y no tienen problema, son mucho más resistentes a los parásitos que las razas Taurus Europeas, son animales que salen para sacrificio antes de los 24 meses, con eso la capacidad de ceba en la finca va a ser más rápida. Quienes trabajan con esta raza y han hecho cruces están sacando a sus animales para sacrificio con 550 kilos a los 28 meses de edad”, dijo la directora de Asobonsmara.

Dentro de las características de estos animales hay que señalar que las vacas tienen ubres bien desarrolladas y producción de leche adecuada para levantar terneros fuertes, mientras que los toros son de excelente libido, capaces de servir a 50 o 70 vacas en servicio corto y semen congelable a los 12 meses de edad, además cuentan con buena habilidad de crecimiento, ventajosa conversión de alimentos, excelente calidad de carne y canal, temperamento manso, adecuado para cría puro y para cruzamientos comerciales.

De acuerdo con Carvajalino, “la raza Bonsmara en cruzamientos con el cebú que es lo que en gran mayoría existe en Colombia para la producción de carne, da animales de muy buen peso, adaptados, con muy buenas condiciones en ganancia de peso en condiciones difíciles”.

En ello coincidió Gómez Velásquez, quien señaló que “los machos de la raza Bonsmara tienen ganancia de 800 a 900 gramos día aproximadamente, los cruces con cebú y criollo ganan entre 700 a 800 gramos día, los pesos al sacrificio de 450 kilogramos oscilan a la edad de 20 meses”, resaltó el docente de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de La Salle.

Alimentación adecuada

Por otro lado, según Gómez, “los pastos tropicales comunes en Colombia como Brachiaria de Cumbens, Brizanta, Toledo y Humidicola son los ideales para la alimentación de estos animales, también hay que resaltar el consumo de pastos nativos, sabanas naturales, entre otros. La suplementación no sobra y mejora la ganancia y conversión de peso”, agregó.

Con las características mencionadas, la raza Bonsmara es una buena alternativa para aquellos ganaderos que quieran apostarle a reducir costos.

Potencial en regiones tropicales

La raza Bonsmara es una raza carnicera con características muy interesantes para las regiones tropicales y sub tropicales de toda América, y gracias a ello viene prosperando en países como: Argentina, Brasil y Colombia. Además tiene amplio potencial para seguir desarrollándose para programas de mejoramiento genético de razas Bos taurus e incluso también como una alternativa rentable para el cruzamiento con las razas Bos indicus.